El tónico de la juventud

  • 0
13305232_10201520241245889_2351714073799907544_o

El tónico de la juventud

Al igual que cualquier ser vivo nuestro cuerpo caduca, y caduca pronto. Es más, puedes caducar cuando menos te lo esperes, la vida es impredecible. Pero bien, asumimos que nuestra vida es un proceso finito, lleno de etapas, y una de ellas es la vejez.

Te voy a hacer una pregunta sencilla ¿Cuando nos hacemos viejos? Respóndete a ti mismo.

Pero es que cuando hablamos de “viejos” siempre se nos viene a la cabeza un señor o señora de 70-80 años, arrugado/a, encogido/a por el paso de los años. Y ese señor viejo que has visto por la calle paseando con su bastón puede ser más joven que tu, que te has levantado del sofá para sentarte en el asiento del coche y volver a sentarte en el de la oficina. El señor que juega al dominó con sus amigos, pese a sus arrugas, es mas joven que tu, que pasas la vida de televisión en televisión. Esa señora de 80 años que baila sin vergüenza es mas joven que tu, que no bailas por el “que dirán”. Ellos viven su vida, a su ritmo, tu vives la vida de otros a través de una pantalla.

Te repito la pregunta ahora ¿Cuando nos hacemos viejos?

La verdad es que es mucho mas sencillo. Te haces viejo cuando dejas de hacer cosas, cuando dejas de moverte, cuando te aletargas esperando que llegue tu fecha de caducidad. Ahí te haces viejo, y si te dejas ir acabas muriendo en vida, o apartado de la vida en una residencia para mayores.

Por suerte tenemos la capacidad para ser eternamente jóvenes. A medida que pasan los años vamos perdiendo capacidades, es ley de vida, pero no es ninguna condena. Mantenerse joven implica también ser realista, tenemos limitaciones propias de la edad, pero eso no puede impedirnos llevar una vida plena.

Haz cosas, haz cosas mas allá de lo que se espera de ti. Ejercita tu cuerpo, ejercita tu mente, disfruta de tu vida, disfruta de la vida de los tuyos, disfruta, disfruta, aprovecha el tiempo ahora que ya no tienes que trabajar. Vive.

No es fácil, la vida te pondrá trabas, y la sociedad te pondrá mas trabas aun, te lo pondrá fácil para que dejes de vivir tu vida y te sientes a ver como pasa la de los demás. Pero tienes que hacerlo, y lo sabes.

La actividad física es la base de tu juventud eterna, mantente activo, muévete, muévete y muévete. Y cuando no puedas moverte, recurre a los profesionales de la salud para poder seguir moviéndote, pero no te pares. El día que te pares habrás envejecido, y puede que ya sea tarde para “rejuvenecer”. Hazlo ahora, cambia ahora, cambia tu vida.

El momento es ahora, cuando tu cuerpo todavía es capaz de hacer todo lo que se proponga, luego sera tarde y no recuperarás el camino perdido.

Y ahora, te vuelvo a repetir la pregunta ¿Cuando nos hacemos viejos?

 

Banner

 

 


About Author

Andre Rodriguez

Director General. Entrenador Personal NSCA-CPT. Técnico Deportivo de Judo y D.P. Técnico en fitness con atención a la discapacidad y movilidad reducida. Masajista deportivo.

Leave a Reply